La nueva apuesta de Coiffeur

Publicado el: 13 febrero, 2014

En: ENTREVISTAS

Visitas: 1812

Tags: , ,

Desde su aparición Coiffeur no ha dejado de sorprender. Su primer disco homónimo cosechó rápidamente elogios de parte de la crítica, lo que incluso le valió el sello de artista revelación para la edición argentina de Rolling Stones en 2005. Luego llegó No Es, con sonidos similares a su primer trabajo, y que parecía marcar una línea en su discografía.

Pero vendría una segunda sorpresa. De la mano de su tercera placa, Tonel de las Danaides, Guillermo Alonso da un giro a lo que nos tenía acostumbrados a escuchar y entrega este nuevo trabajo que “es un disco bastante críptico que exige una escucha más exigente. Tonel era una necesidad, Nada también lo fue, y ya vendrán otras” revela el artista argentino.

Lo último que conocemos de Coiffeur es Nada, un EP que liberó a través de internet durante el año pasado. Esta vez deja de lado su guitarra y el marcado sello acústico para cumplir con esas necesidades internas, que se arraigan en una juventud mucho más ligada al pop y la electrónica.

En medio de una gira promocional por Chile, donde por primera vez se presenta con su banda completa (otra sorpresa que sumó en este último trabajo), habla sobre lo que se viene, las influencias y un futuro que prefiere no aventurar.

¿Cómo has sentido la recepción del Nada?

Súper bien. Más que nada porque en mi caso fue un cambio de formato. Venía con guitarra criolla y ahora en el EP no hay, a cambio de eso están presentes bases electrónicas y otras texturas.

Calificabas que el paso de No Es al tonel como una mudanza ¿Cómo se dio el proceso a este nuevo trabajo?

Recuerdo que hacía esa analogía con el penúltimo disco, pero con este no me pasó lo mismo. El cambio con Tonel fue más traumático que con EP, pero bueno este último viene abrir el camino hacia otra cosa que tiene que ver con lo que escucho, que son temas nuevos, un disco nuevo y más largo que si todo sale bien debería salir el a principios de este año y que tiene esa sintonía más electrónica.

Con todos estos cambios sin duda el proceso de composición cambia…

Y mucho. Para el disco nuevo casi no compuse con la guitarra, y además hay una cosa bastante distinta, y es que en todos los discos anteriores yo componía pero no tenía manera de registrarme y escuchar de afuera el tema.

Entonces la percepción que iba haciendo en esa construcción era muy interna y de sentimientos, a través de la ejecución de algo veía qué me pasaba.

Yo antes no grababa en nada, lo construía sobre el momento a medida que iba tocando la canción una y otra vez en conjunto con lo que me iba pasando, pero la escucha era en la cabeza que es muy diferente a escucharlo de una grabación.

Con el proceso de composición del disco que viene ahora, es todo diferente. Tener una computadora, que los soportes sean otros, bases electrónicas, sintetizadores, es totalmente distinto. Ahora es grabar y escuchar, construir y escucharlo todo por fuera una y otra vez.

¿De dónde nace la curiosidad por estos sonidos nuevos?

Nace porque hace mucho tenía ganas de moverme y todo este tiempo fue mucho de tocar sentado. También me pasa que antes iba mucho a bailar y el baile es una experiencia que me conecta mucho con el cuerpo y es muy catártico.

La necesidad se hizo cada vez más grande, y se dio naturalmente. Siempre me gustó la música electrónica y siempre la escuché, tanto Dj’s como proyectos que tomen a lo electrónico como una herramienta para construir canciones, por lo que para mí, no es algo tan ajeno.

Para el público fue más difícil…

Puede ser.

¿Has tenido alguna retroalimentación de parte del público con este nuevo sello?

Con respecto a Nada he tenido muy buena crítica, al menos a través de Facebook que es mi punto de conexión con la gente. Recibí muy buena vibración y me sorprendió porque pensé que sería más nostálgico. Hubo uno o dos comentarios que me decían ‘me gustaba más con la guitarra’, pero no fue la mayoría.

¿Pero extrañas la guitarra?

No para nada, estoy totalmente feliz en lo que estoy.

¿A qué dificultades te has enfrentado con este nuevo formato?

Ahora resulta más complicado moverse con banda porque a nivel presupuesto se encarece. Para el Ciclo Neutral de Invierno, de Quema Su Cabeza, toqué con una parte de la banda, fue una versión pocket o económica.

Pero también me pasaba esto a nivel humano, necesitaba compartir. Antes era todo muy solo y si bien me gusta ese formato de solista, por el encanto de resolver todo de manera más fácil, de no tener que negociar nada a nivel de interpretación, necesitaba compañía.

Luego de cuatro discos editados y un gran éxito en tu primera aventura musical ¿Cómo ves tu carrera y hacia dónde apuntas?

Hay varias cosas que ya cumplieron un ciclo, y me parece que tengo que hacer un tipo de replanteo para empezar a explorar otras áreas, como ir a tocar a México o intentar llegar a España. Siento que las posibilidades que tenía a mi alcance ya están.

Todo se dio muy rápido

Puede ser, son siete años no es tan poco. Pero el primer disco fue rápido.

Además ese primer disco te encasillo mucho en un estilo…

Pero a mí eso no me preocupa. En realidad nunca pensé que es lo que tenía que hacer para ir en un camino. Siempre hice lo que me pintaba, No Es es una extensión del primero y ya con Tonel viene un cambio fuerte.

Si hubiese sido más especulador jamás hubiese hecho un disco como Tonel, ya que es bastante críptico y necesita una escucha más exigente. Tonel era una necesidad, Nada también lo fue, y ya vendrán otras. No lo voy pensando en términos de cómo me catalogan o qué puede pasar.

Vale estar contento y probar cosas. A mí me da la sensación que uno siempre debe hacer las cosas que tiene ganas. Pienso: ‘si llegó a viejo no quiero quedarme con la duda y decir nunca intenté hacer esto.

Con la música no me enrosco tanto en lo que me conviene hacer o no, voy haciendo lo que me dan ganas de hacer y divertirme.

¿Qué otros proyectos tienes en mente además del disco?

El disco viene este año y existen posibilidades muy grandes de ir a México. Hay cosas concretas pero no quiero adelantar, prefiero tener las cosas seguras.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *