Ana Tijoux viste al rap de etiqueta

Publicado el: 24 junio, 2014

En: NOTICIAS

Visitas: 1307

La rapera chilena lleva un buen tiempo en lo más alto del hip hop mundial (acaba de ganar Disco de Oro por 1977 en Italia), llamando la atención de artistas tan disimiles como Thom Yorke, Jorge Drexler y muchos más. Es por este motivo que el director Sebastián Errázuriz en conjunto con el arreglista Jeff Parker, le ofrecieron a la cantante musicalizar las canciones más emblemáticas de la artistas, incluyendo su paso por Makiza, continuando así un esfuerzo por vincular la música docta con la popular. Trabajo similar a lo realizado por Luis Advis décadas atrás.

Cuatro vientos, seis cuerdas y una percusión esperaban en el escenario a Sebastián Errázuriz y Ana Tijoux. Pasaron pocos minutos, y el auditorio que estaba a tope se levanta y les da la bienvenida. Vengo, el single homónimo de su último disco, fue el inicio de un concierto absolutamente novedoso para la artista y el hip hop, pero que Errázuriz y el Ensamble MusicActual supo interpretar como un rapero más dentro de la escena. Luego fue 1977, uno de los hits de su disco anterior y que le sirvieron a la cantante para soltarse de esa etiqueta docta y sentirse más en su hábitat.

El concierto se mantuvo arriba con un repertorio de canciones que incluyó Shock, A Veces, Todo lo Sólido se Desvanece en el Aire, La Bala, En Paro, Sacar la Voz, Creo en Ti, Antipatriarca, Desclasificado, Mi Verdad y La Rosa de los Vientos, esta última marcando el peak con un juego de pregunta y respuesta entre la cantante y el público, cerrando así un concierto que partió más sobrio, pero que no tardó en encontrar el ritmo, gracias a la conjunción perfecta entre las rimas y la armonización orquestal de una obra que, en este caso, se ubica entre un teatro y la calle.

Comments

comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *